Así es la historia de A.B.D., así es el rechazo al asilo en España

Esta es la historia real, dura y persistente, de Abd (nombre ficticio), que solicita el asilo político que le corresponde por parte del estado español:

Mi nombre es Abd y me gustaría contaros una historia corta sobre mi situación. Si pudiérais ayudarme os lo agradecería, aunque estoy acostumbrado a que me nieguen las ayudas. Soy Español de origen Sirio. Emigre a España en el año 1991, y me concedieoron la nacionalidad en 1994.

En el año 2010 decidí volver a mí país de origen, Siria, buscando la posibilidad de instalarme allí. Trabajé en la traducción de algunos libros y novelas del castellano al árabe de **********. Hice exposiciones fotográficas y una película-documental sobre asuntos de *********** (* datos omitidos para asegurar la seguridad de ABD y su familia). Me casé con la que actualmente es mi mujer y nos instalamos en el país.

En 2011 estalló la guerra, y fui avisado por parte de la embajada española de que lo más adecuado resultaría abandonar el país al año siguiente. No podíamos vender la casa porque se encontraba en una zona muy conflictiva a las afueras de Damasco, así que el dinero con el que contábamos era escaso. Le concedieron el visado a mi mujer y viajamos hacia España.

En España residimos en Córdoba, y solicitamos la residencia de mi mujer para poder evitar la guerra en Siria. La residencia se nos fue denegada por falta de recursos económicos.

Por entonces mi mujer estaba embarazada y, ante la falta de recursos económicos y la ausencia de permiso de residencia, viajamos a El Cairo movido por una oferta de trabajo como ******* (* datos omitidos para asegurar la seguridad de ABD y su familia). Allí nació mi hijo, y allí residimos durante un año, hasta que comenzaron los conflictos en Egipto, y decidimos abandonar el país. La embajada española en El Cairo nos ignoró, y mi mujer tuvo que volver de nuevo, en el año 2013, a vivir a Damasco. Yo no me atreví a volver. Así que me fui a Turquía, donde la embajada española no hizo más que repetirme que lo único que podían hacer por nosotros era proporcionarnos un visado.

Al año siguiente, tras grabar en Grecia un documental sobre ********* (* datos omitidos para asegurar la seguridad de ABD y su familia), decidí volver a Damasco. Me aterraba la idea, no quería volver allí; pero la desesperación de tener lejos a mi mujer e hijo me resultaba insoportable. Sentía que España nos había abandonado a mi familia y a mí. Tras tres meses en Damasco, me llevaron a una de las peores cárceles de las fuerzas de policía. Mi mujer venía conmigo. Ella estaba embarazada de una niña de tres meses. Estuvimos 14 y 7 días encarcelados, a pesar de que asociaciones humanitarias reclamaban nuestra puesta en libertad. Pasaron seis meses hasta que las autoridades sirias me concedieron el permiso para salir del país sin correr riesgo; y en la actualidad estoy en Beirut, la capital de El Líbano, trabajando para una organización humanitaria.

La historia del rechazo del asilo
La imagen mostrada y la persona que se ve en ella, no tiene relación alguna con la hechos reales que documentamos en esta historia.

Mi mujer y mis dos hijos siguen en Damasco. No tenemos recursos económicos, y no recibimos ayuda por parte de la embajada, ni de las autoridades españolas. Me resulta humillante ser ignorado y ninguneado por España, mi país, y no recibir respuesta ni ayuda por parte de ella. Mi familia y yo hemos vivido situaciones infrahumanas, teniendo mi mujer que amamantar a nuestra hija hacinada en una cárcel de Siria.

Por ello exigimos al gobierno español responsabilidades con sus ciudadanos, con mi familia. Mis hijos se merecen nacer en España, y no vivir las consecuencias de una guerra que no eligieron, vivir una situación de la que no son responsables, tener una infancia miserable. Yo quiero justicia, yo quiero que acabe la guerra.

Quiero que mi país, España, no haga caso omiso de mis peticiones. He vivido durante 19 años en España, cotizando, viviendo de manera digna y tranquila. Necesitamos que nos ayude un abogado, que España nos ampare, que alguien nos ayude. Necesitamos salir de esta situación, que cada día se vuelve más traumática.

___

Si crees que puedes ayudar a ABD ponte en contacto con BIENVENIDOS REFUGIADOS – ESPAÑA. Indícanos de que manera puedes realizar tu ayuda, tras validarla, te pondremos en contacto con la persona que hay tras este nombre ficticio. Escribe tu email a bienvenidosrefugiadosespana@gmail.com indicando en el asunto: “AYUDA A ABD”. Gracias

Anuncios

2 comentarios sobre “Así es la historia de A.B.D., así es el rechazo al asilo en España

  1. Queridos amigos de Bienvenidos Refugiados, Soy una de las personas que ha ofrecido espacio en casa para los refugiados. Es algo que hago de todo corazón, que me resulta natural y que ofrezco con alegría. Sin embargo, cuando leo la carta de  Abd, no siento ofrecer esta casa. Sé que es duro decir esto, pero creo que no tiene la actitud correcta. Comprendo su dolor pero nadie podemos exigir que se nos proteja. Es triste, pero es así. La vida da muchos golpes, a veces muy duros. También trae muchos dones. Y aquí estamos todos, en manos de…el destino, o como se le quiera llamar.  En cualquier momento podemos ser nosotros los que estemos sin casa y sin país, o sin dinero o sin salud o sin… y si así fuera, ¿tendríamos derecho a exigir a alguien que se ocupara de nosotros? creo que no. Por este motivo no ofrezco mi casa en este caso en particular; comprendo su rabia, pero no me siento capaz de lidiar con esa rabia; temo tener en casa a alguien que crea que tiene derecho a tener más de lo que yo pueda dar. Espero que la vida traiga a mi casa personas con las que poder compartir con humildad y sencillez, por parte de todos, lo que la vida nos da. Muchas gracias por vuestro trabajo.SaludosVictoria Burillo 

    Me gusta

  2. Estimada Victoria Burillo,
    Respetamos tu postura sobre si acoger o no a esta familia, que imaginamos que ya habrá cruzado el Mar Egeo desde que se escribió ese post, o estarán en cualquier campo de refugiados de Líbano o Jordania.
    Pero no estamos de acuerdo con lo que dices. Cualquier Español tiene derecho a la protección del Estado cuando está fuera de su país en una zona de GUERRA. Esta persona no pide dinero, ni tener una escolta en su casa. Sólo pedía que les sacaran de Siria igual que sacaron a miles de españoles cuando estalló la guerra. Es un DERECHO, no una petición de limosna.
    Estas personas no piden tener más que tú, sólo piden tener lo mismo: la seguridad de vivir en un país en PAZ.
    Si dejamos que nos quiten los pocos derechos que nos quedan, vamos muy mal.
    Buenas noches.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s